domingo, 12 de diciembre de 2010

Km 15



Juan Luis Trabajaba desde mediados del verano en un pueblecillo cercano a Requena llamado la Portera. Y todos los dias al salir del trabajo, hacía el recorrido con su vieja Norton Commando hasta su casa en Macastre por la carretera de Mijares.
Era finales de Diciembre de 2009, ya bien entrado el invierno. Hacía un frío que helaba hasta las ideas. Y a las siete de la tarde pasadas ya era noche cerrada.
Los que habeis pasado por esa carretera sabreis que es una carretera bastante solitaria y con infinitas curvas. El paraiso del motero, vamos.
Un viernes de ese mes de Diciembre, despues del trabajo, cuando ya se dirigia hacia su casa, a la altura del puente que cruza el rio Mijares, en el km 15 aproximadamente se cruza con una chica que va andando en su misma direccion. Le parecio extraño, porque hacía un frío de tres pares de narices, pero pensando que podría ir cerca, sigue su camino sin mas.
El lunes cuando pasó de nuevo por allí, le vino a la mente la chica de la semana anterior, pero no la vió y se olvido del tema. Dos dias despues al pasar por allí, la volvió a ver, andando por la carretera, a la altura de unos chaletillos que hay nada mas pasar el puente del rio. Pero siguió su camino pensando que se quedaría por allí.
El viernes de esa semana la volvió a ver, pero esta vez pasando los chaletillos de Mijares, en direccion a Yatova. Y como ya no hay nada mas que kilometros de carretera, le parecio extraño y decidió parar.
Juan Luis   -Hola, vas lejos?
Chica          -Un poco, a Yatova.
Juan Luis   -Y vas a hacer todo el camino andando??
Chica          -Ya ves, parece que si.
Juan Luis   -Oye, si quieres te llevo.
Chica          -No tengo casco, pero si vas con cuidado me vendría muy bien que me llevaras.
Juan Luis   -Vale, sube. Por cierto, como te llamas?
Chica          -Teresa.
Juan Luis   -Yo Juan Luis.

Se subió a la moto, y cerca de la entrada del pueblo, la chica le avisa para que pare.

Teresa       -Dejame aquí, que no quiero que me vean llegar. Que luego la gente va con el cuento a mi padre y no quiere que suba en moto.
Juan Luis  -Como quieras. Si haces este camino todos los dias, te puedo acercar hasta aquí si quieres. Solo he de traerme el otro casco.
Teresa      -Vale. Mañana me verás por donde me has recojido. Si quieres me puedes acercar.
Juan Luis  -Bien. Aunque sea sabado, pasare por ahí y te recojo. (A ver si aquí hay tema. Piensa Juan Luis)

Como había quedado, pasa el sabado y la recoje. Y sigue encontrandola y acercandola a la entrada de Yatova durante toda la semana siguiente.
Ese fin de semana lo comenta con sus amigos mientras estaban de cena, y al decir el nombre de ella y el lugar donde la recojia siempre, los amigos le cuentan una historia que le deja helado.
Esa noche le cuesta muchisimo conciliar el sueño dandole vueltas al tema de la historia que le habian contado, pero al final decide que solo es eso, una historia. que hay cosas que no pueden existir.
Ese mismo lunes, al volver del trabajo, la ve otra vez andando por la oscura y solitaria carretera, a la altura del puente. Y con un escalofrio que atribuyó al intenso frío que hacía siempre que pasaba por el lugar paró a recogerla.

Juan Luis   -Hola Teresa. Subes?
Teresa       -Pensaba que no pasarías.
Juan Luis  -Cómo no iba a pasar si es el camino que hago todos los dias. Anda sube.

La chica sube, y emprenden el camino.  A los pocos minutos, el reduce la marca y le pregunta:

Juan Luis     -Teresa, te puedo preguntar algo??
Teresa         -Claro, dime.
Juan Luis     -(despues de un largo silencio) Es verdad que tus padres tuvieron un accidente en el puente que hemos pasado??
Teresa         -Si
(empezando a sentir un frío intenso en la espina)Juan Luis     - Y es verdad que murieron??
Teresa         -Si
Juan Luis     - Y tú, ibas con ellos en el coche??
Teresa         -Si
(Agarrotado ya por el terror)
Juan Luis     -Entonces, Teresa...................Tú estas muerta????
Teresa         -SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

Nunca mas vieron a Juan Luis. Ni sus amigos, ni nadie. Pero hay quien dice  que por esa carretera en invierno, sobre las siete de la tarde se suele oir una moto que nunca llega.
Si alguna vez ves que se te acerca una Norton con dos personas, piensa que podria ser el, que aun lleva a Teresa por un camino sin fin.


Vssss de CarlosR

Los que los domingos recorreis esa carretera para ir de almuerzo, acordaos de Juan Luis cuando paseis por el puente. Igual podreis llegar a verlo.

6 comentarios:

  1. Ya se por donde no voy a pasar nunca, esas cosas me dan cosica.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente estas historias son mitos urbanos, pero que dan miedito... dan miedito...

    ResponderEliminar
  3. que miedo... sé que estas historias son muy contadas en el mundo motero, pero igual, que miedo!

    ResponderEliminar
  4. Hay historias que me da una sensación extraña, no díría miedo, pero sí para pensar....

    ResponderEliminar
  5. son leyendas que dan un poco que pensar y un poco de miedo.

    ResponderEliminar
  6. La verdad que si lo pienso mejor la esquivo ya que éstas cosas por más mitos y leyendas que sean me dan bastante miedito.

    ResponderEliminar

Perdonad que haya tenido que hacer esto para revisar los comentarios antes de publicarlos, pero es que hay gente que me colaba montones de publicidad.
Si alguien le interesa colocar publicidad en mis blogs, solo tiene que ponerse en contacto conmigo y llegar a un acuerdo.