domingo, 31 de julio de 2011

Indecencia.

Congreso de los diputados de españa un dia de trabajo cualquiera

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.

INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.

INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

INDECENTE,es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados)

INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).

INDECENTE,es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

INDECENTE, No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.

INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año, y los otros seis meses, acudan al trabajo cuando les apetece.

INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.

INDECENTE, es que con la crisis que hay y despues de leer todo esto aun tengan la poca verguenza de intentar convencernos de que hemos de apretarnos aun mas el cinturon para sacar a España del problema.


Deberiamos hacer que los políticos devolvieran el dinero equivalente a los perjuicios que han causado al erario público con su mala gestión o/y sus fechorías, y deberiamos hacer que se endureciera el Código Penal con procedimientos judiciales más rápidos y con castigos ejemplares para ellos.


Otro gallo nos cantaria a todos.


http://www.hyperantivirus.com/?id=MMdAE1AAAAbdMfEx

viernes, 15 de julio de 2011

El taxista (leyenda urbana)




Cuenta la leyenda que un taxista que tenía el turno de noche , para volver a su casa tenía que cruzar un cementerio a eso de las... 10:00 de la noche. Por ese cementerio y no muy lejos había una casona en la que vivian 2 jóvenes de unos 18-20 años y que cada vez que pasaba el taxista le saludaban.
Una ocasión y antes de llegar a la casona, el taxista vió como a lo lejos una chica vestida de negro le hacía parada. El al ver que ya estaba lejos de la ciudad decidió llevarla aunque ya había acabado su turno; la subió y le preguntó a donde quería parar, pero la chica no le contestó, simplemente le dijo esto: \"siga adelante, ya le diré yo cuando ha de parar\".
Al rato, cuando pasaban por aquella casona, oyó la voz de la chica que le decía: \"Bájeme aquí mismo porfavor\" . 
Esta vez los 2 chicos no habian salido a saludar al taxista, esto lo extraño pero no le dio importancia; . El taxista pensando en que la chica era pariente de los jóvenes, la dejó en la puerta de la casona pero al mirar por el espejo retrovisor vio que la chica solo se quedo mirando la puerta, sin entrar. El estaba demasiado apurado para esperarse pero pudo notar claramente que la chica parecía flotar en el aire. \"Seguramente es la imaginación, vengo un poco agitado...\" pensaba.
Al día siguiente volvió a seguir el camino de siempre y al pasar por la casona, vio a los dos chicos a la puerta a punto de saludarle. El taxista se bajo de su viejo volvo y les contó la historia a los chicos, que al oirla se quedaron atónitos. Cuando el taxista comenzó a describir a aquella chica, los dos chicos lo miraban con los ojos abiertos como platos: \"¿Nos toma el pelo, verdad? no es posible que esa chica le haya hecho parada porque es nuestra hermana. Murió hace unos 5 años y la enterramos en este cementerio que ve al lado de nuestra casa todos los días\".
Aquel señor (el taxista) estaba tan asustado que no se despidió: se fué directamente a su coche y siguió su ruta, pero a mitad del camino escuchó la voz ténue de aquella chica y al girarse la vio sentada en el asiento de atrás muy pálida y jadeando... Hacía una niebla espesa y no se veía nada poe el camino.
Con un grito horrible el taxista salió como pudo del coche y se fue corriendo hacia la nada aunque la chica le seguía flotando. Tan asustado estaba que no veía por donde iba y se tropezó con una piedra; en el suelo pudo ver como la chica se le acercaba y ya muy cerca le dijo: \"Gracias por haberme llevado a ver por última vez a mis hermanos. Al morir desperté en aquel cementerio y me perdí, pero ahora creo que podre descansar en paz.\" Después de eso la chica desapareció y se llevó la niebla con ella para que el taxista pudiera ver claro el camino. La chica podia continuar su camino...