viernes, 15 de julio de 2011

El taxista (leyenda urbana)




Cuenta la leyenda que un taxista que tenía el turno de noche , para volver a su casa tenía que cruzar un cementerio a eso de las... 10:00 de la noche. Por ese cementerio y no muy lejos había una casona en la que vivian 2 jóvenes de unos 18-20 años y que cada vez que pasaba el taxista le saludaban.
Una ocasión y antes de llegar a la casona, el taxista vió como a lo lejos una chica vestida de negro le hacía parada. El al ver que ya estaba lejos de la ciudad decidió llevarla aunque ya había acabado su turno; la subió y le preguntó a donde quería parar, pero la chica no le contestó, simplemente le dijo esto: \"siga adelante, ya le diré yo cuando ha de parar\".
Al rato, cuando pasaban por aquella casona, oyó la voz de la chica que le decía: \"Bájeme aquí mismo porfavor\" . 
Esta vez los 2 chicos no habian salido a saludar al taxista, esto lo extraño pero no le dio importancia; . El taxista pensando en que la chica era pariente de los jóvenes, la dejó en la puerta de la casona pero al mirar por el espejo retrovisor vio que la chica solo se quedo mirando la puerta, sin entrar. El estaba demasiado apurado para esperarse pero pudo notar claramente que la chica parecía flotar en el aire. \"Seguramente es la imaginación, vengo un poco agitado...\" pensaba.
Al día siguiente volvió a seguir el camino de siempre y al pasar por la casona, vio a los dos chicos a la puerta a punto de saludarle. El taxista se bajo de su viejo volvo y les contó la historia a los chicos, que al oirla se quedaron atónitos. Cuando el taxista comenzó a describir a aquella chica, los dos chicos lo miraban con los ojos abiertos como platos: \"¿Nos toma el pelo, verdad? no es posible que esa chica le haya hecho parada porque es nuestra hermana. Murió hace unos 5 años y la enterramos en este cementerio que ve al lado de nuestra casa todos los días\".
Aquel señor (el taxista) estaba tan asustado que no se despidió: se fué directamente a su coche y siguió su ruta, pero a mitad del camino escuchó la voz ténue de aquella chica y al girarse la vio sentada en el asiento de atrás muy pálida y jadeando... Hacía una niebla espesa y no se veía nada poe el camino.
Con un grito horrible el taxista salió como pudo del coche y se fue corriendo hacia la nada aunque la chica le seguía flotando. Tan asustado estaba que no veía por donde iba y se tropezó con una piedra; en el suelo pudo ver como la chica se le acercaba y ya muy cerca le dijo: \"Gracias por haberme llevado a ver por última vez a mis hermanos. Al morir desperté en aquel cementerio y me perdí, pero ahora creo que podre descansar en paz.\" Después de eso la chica desapareció y se llevó la niebla con ella para que el taxista pudiera ver claro el camino. La chica podia continuar su camino... 






13 comentarios:

  1. Este tipo de historias me hace acordar a aquellas que cuentan los coordinadores de viajes de estudio para hacer "asustar" a las personas jeje... Muy buena.

    ResponderEliminar
  2. Realmente es impresionante, pero existen muchas de este estilo de leyendas y son reales!
    A mucha gente se le aparecen fantamas personificados... Yo creo en ellas!

    ResponderEliminar
  3. que miedito dan estas historias, aunque siempre me gusta leerlas.

    ResponderEliminar
  4. yo también, no se para que las leo si después quedo re asustada! pero es que estan muy buenas!

    ResponderEliminar
  5. hay no tendria que haber leido esto ahora como me duermo sola!! ja muy bueno igual

    ResponderEliminar
  6. me gustan las leyendas urbanas, pero siempre me quedo pensando si no tienen algo de real.

    ResponderEliminar
  7. Las leyendas urbanas, de dónde se originan?, siempre pienso que pueden tener algo de real, que a alguna persona le pudo pasar algo así y de esa manera comenzaron.

    ResponderEliminar
  8. Buf, a mi las leyendas urbanas me provican pesadillas... pero bueno, esta no está nada mal :)

    Un saludo,

    Andrea.

    ResponderEliminar
  9. me gustan las leyendas urbanas, pero siempre pienso que si alguien comenzó a contarlas, si no tienen un poco de verdad.... que miedo!

    ResponderEliminar
  10. Me gustan las leyendas urbanas, y pienso que algo de verdad puede haber en algunas de ellas, tal vez se iniciaron con un hecho pequeño al que con el tiempo se le fueron agregando detalles.

    ResponderEliminar
  11. Que susto que me hubiera llevado, no quisiera imaginarme, creo que no me subo más a un taxi!!!

    ResponderEliminar
  12. la verdad que no había escuchado nunca de esta leyenda. muchas gracias por la información

    ResponderEliminar
  13. Existen muchas leyendas urbanas,pienso que pudo haber sucedido algo que fue el punto de partida,pero indudablemente se le agregaron detalles para hacerla cada vez más truculenta.

    ResponderEliminar

Perdonad que haya tenido que hacer esto para revisar los comentarios antes de publicarlos, pero es que hay gente que me colaba montones de publicidad.
Si alguien le interesa colocar publicidad en mis blogs, solo tiene que ponerse en contacto conmigo y llegar a un acuerdo.