martes, 20 de diciembre de 2011

El dictador y sus ‘locuras’

Como afortunadamente no estamos en Corea del Norte, y aprovechando el acontecimiento, aprovecharé para poner unas perlas para que os podais hacer una idea de la clase de personajillo que era el "Querido Lider"

Imagino que el hijo estara cortado por el mismo patron y seguira en la misma linea, porque superar al padre le resultara dificil.

No me extiendo mas. Os dejo con Kim.






Kim Jong Il, inventor de las hamburguesas, mejor golfista del mundo e icono del arte pop.

Con la muerte de Kim Jong Il el mundo pierde a uno de los líderes más megalómanos y excéntricos que han gobernado desde el fin de la Guerra Fría. El ‘querido líder’ de Corea del Norte era poco menos que un dios para sus ciudadanos. De hecho, los norcoreanos estaban obligados a aprender en el colegio que él y su padre crearon el mundo.


Kim Jong Il aseguraba que era capaz de controlar el clima y se hacía llamar ‘el sol del siglo XIX’. Su autoproclamada grandeza era tal que en cada casa del país hay una foto suya. Además, en todo el territorio norcoreano hay 35.000 estatuas suyas. Los sellos con su cara no se pueden usar al considerarse una ofensa pasar la lengua por su dorso, y los billetes con su efigie no se pueden doblar.

Pero estas no eran las únicas extravagancias del dictador norcoreano que presumía de contar con al menos cinco bombas atómicas, ser el inventor la hamburguesa o haber leído los 18.000 libros. Estos son las 10 mayores ‘locuras’ del dictador:

1.- Con él nació una estrella.

Según la historia oficial, el nacimiento de Kim Jong Il fue predicho por una golondrina y anunciado por un doble arco iris glorioso. Además, su alumbramiento coincidió con la aparición de una nueva estrella.

Su biografía dice que nació en la montaña Cabeza Blanca, el pico más alto de la península de Corea. Sin embargo, los archivos rusos hablan de un lugar menos glamuroso: la gélida Siberia, donde su familia estaba exiliada.

2.- Conejos gigantes contra el hambre.

Kim Jong Il encontró el presunto remedio contra las hambrunas que cercenaban a la población de su país en conejos gigantes alemanes. El investigador Karl Szmolinsky, que reproduce ejemplares que pesan entre 8 y 10 kilos, consiguió que el régimen comunista de Pyonyang, con problemas de abastecimiento alimentario, se interese por ellos y le comprase la idea. El proyecto terminó con el nacimiento de 12 conejos que acabaron sus días en un Zoo.

3.- El mejor golfista del mundo.

El primer día que Kim Jong Il cogió un palo de golf fue capaz de hacer un hoyo en uno. Pero sus hazañas golfísticas no acaban ahí: según la prensa oficial del régimen, la primera vez que ‘querido líder’ salió al Club de Golf de Pyongyang, un exigente recorrido de más de 7.000 metros, batió el récord del campo al entregar una tarjeta con 38 golpes bajo par. Es decir, 24 golpes menos que el resultado más bajo jamás entregado en un campo de golf.

4.- Inventor de la cura contra la baja estatura.

Los norcoreanos conocían a su líder como “más grande de los grandes hombres hechos por el cielo”, a pesar de que medía menos de 1,60 metros y usaba plantillas con alzas de 10 centímetros. Por si fuera poco, se rumorea que su particular peinado, con el pelo siempre hacia arriba, se debe a su obsesión por parecer más alto.

Sin embargo, su corta estatura no era óbice para presumir de haber inventado una droga capaz de acabar con los problemas de altura y los genes defectuosos de sus súbditos.

5.- Kim Jong Il no va al baño.

Como toda criatura divina, Kim Jong Il no defeca u orina como el resto de los mortales. Al menos eso figura en los libros de texto que los niños del país son obligados a estudiar desde la infancia.

6.- Amante del cine.

Uno de los detalles más conocidos de Kim Jong Il es su pasión por el cine. Posee una colección de 20.000 películas y se dice que es fanático de James Bond. Además, en alguna ocasión ha asegurado que si no hubiera sido presidente de su país se habría convertido en crítico o productor. Incluso escribió un libro titulado ‘Sobre el arte del cine’.

En 1978, su pasión desmedida por el séptimo arte le llevo a ordenar el secuestro del director de cine de Corea del Sur, Shin Sang Ok, y de su esposa y actriz, Choi Eun Hee. Estuvieron detenidos y separados durante cinco años antes de aceptar hacer películas para Kim Jong Il. Completaron siete antes de escapar a Occidente en 1986.

7.- Eternamente joven.

Se inyectaba a sí mismo con sangre de mujeres vírgenes, supuestamente para mantenerse joven.

8.- Un ‘gourmet’ de coñac.

La marca de coñac Hennessy, una de las más caras y prestigiosas del planeta, confirmó en 1994 que el líder norcoreano era su mayor cliente individual. Cada botella de su coñac favorito cuesta 630 dólares en un país donde el salario medio es de 900 dólares al año. Kim Jong Il se jactaba en público de tener una bodega con espacio para 10.000 botellas.

9.- Langosta y caviar todos los días.

La dieta de Kim Jong Il era poco menos que repetitiva: comía langosta y caviar con palillos de plata. El caviar se lo traían de Irán; y la langosta y el mejor sushi, en avión desde Japon para el.

10.- Condenado por el parentesco.

El curioso sentido de la justicia de Kim Jong Il le llevaba a encarcelar a todos los familiares directos de cualquier delincuente. Según solía decir: “la mancha del crimen persiste durante tres generaciones”.


Haceunos dias, me entere a traves de las noticias de la tele el porque de toda la gente que salia llorando desesperada por la muerte de este personaje.
Resulta que a los que no lloraron y dieron muestras de sentimiento, les esperan 6 meses de trabajos forzados. Te cagas, tio.

Y el hijo, no da muestras de ser mejor.